Entrevistamos a Belén Hinojar y Carmen Huidobro de Climabar

Para aguantar la crisis climática no hay nada mejor que una buena copa o un vermut. Belén Hinojar y Carmen Huidobro llevan ya un tiempo haciendo activismo y divulgación a través del proyecto Climabar que surgió de la necesidad de comunicar el cambio climático como nunca se había hecho antes: mezclando creatividad, ciencia y mamarrachería. ¡Un éxito rotundo!

MPB: Respecto a vuestra experiencia personal ¿Qué es lo que os ha hecho cambiar el chip y pasar a una alimentación plant based? 


CB: Yo (Carmen) empecé a reducir su consumo de carne al empezar el máster en política medioambiental, por las implicaciones que tenía la industria en el cambio climático y el medioambiente. Por un lado, me sentía hipócrita estudiándolo y no aplicándolo en mi vida diara. Por otro, la carne en Suecia es increíblemente cara y hay muchas opciones plant-based, así que no pudo haber mejor momento! Poco a poco fui reduciendo hasta el día de hoy, dos años después, que tengo una dieta 100% basada en plantas. 

Quiero creer que yo contagié un poco a Belén, quien empezó un poco más tarde cuando yo volví a Madrid, pero realmente lo que más le impacto sin duda fueron documentales: What the Health, Cowspiracy… Se quedó tan traumatizada que a partir de ahí fue reduciendo la carne y derivados de animales.


MPB: ¿Cómo surgió la idea de lanzar Climabar?


CB: Climabar surge tras ver como el cambio climático ha tenido la peor campaña de marketing de la historia. Viniendo del mundo de las ciencias y la política ambiental, yo veía cómo el cambio climático se trataba solo como un tema «verde» y por tanto, que solo llegaba a la gente «verde» ya concienciada. Belén como creativa publicitaria alucinaba con que siendo la mayor crisis a la que se ha enfrentado la humanidad apenas tenía cobertura mediática. 
Llegamos a la conclusión de que había que cambiar la forma de comunicar este tema para llegar a quienes de verdad tenían que ser concienciados. En nuestro caso, lo tratamos como tratamos cualquier problema con nuestras amigas: bebiendo en un bar. Que el tema es bastante deprimente de por sí.


MPB: Según vuestra experiencia, ¿Cuál es la forma más eficaz para sensibilizar a los más escépticos sobre las ventajas de un estilo de vida sostenible?


CB: La verdad es que a las personas en general nos cuesta mucho cambiar de hábitos y ese es el principal problema para cambiar a un estilo de vida sostenible, por lo que hay que ir a las ventajas que a esa personas le importa.
Demostrarles que es más barato. Existe la creencia de que la vida sostenible es más cara, cuando no tiene que ser así. A nosotras con los excépticos les enseñamos cómo realmente se ahorra dinero siguiendo este estilo de vida, y ya con ese argumento se abren a escucharte. Ese es el truco: conseguir entrarles de primeras saltando la barrera de prejuicios que tienen. Pero depende de la persona, hay algunas que les preocupa más la salud y entramos por ese lado.


MPB: ¿Cuál es el restaurante plant based de Madrid donde tienes más ganas de volver ahora mismo? 


CB: ¿A TODOS? Nos sentimos afortunadas de vivir en Madrid porque hay gran cantidad de opciones, pero diría que tenemos muchas ganas de probar Guakame y La Modernista.


MPB: Y para terminar ¿Qué aconsejarías a una joven que quiere ser más sostenible y no sabe por donde empezar?


CB: Que empezara por las cosas que pueda cambiar más fácil, para ir generando el hábito y poco a poco ir a más. Por ejemplo, reducir el consumo de carne, mirar primero tiendas de segunda mano antes que otras tiendas, cambiarse a una eléctrica renovable (es más fácil de lo que parece). 
Pero diríamos que lo principal y lo más sencillo y eficaz es seguir cuentas de instagram que te informen e inspiren, y hablar de lo que aprendas o te genere curiosidad con tu alrededor. Siempre decimos que hablar de la crisis climática es de lo mejor que puedes hacer!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *